Discos a Destiempo: Del Synthwave al Vaporwave Part II

Llegó un momento en el que, ya plenamente inmersa en la onda Synthwave, me iba hundiendo en una movida cada vez más conceptual y más compleja, con un sonido que ya no sólo ataca a la nostalgia, si no que además te sumerge en un estado mental concreto que es lo más parecido que he sentido —sobria— a estar fumada total. (No fuméis escuchando Vaporwave por favor, a no ser que queráis despertar en un sitio muy parecido a Enter the Void ralentizado)

Adam Neely (Youtube, 2016) define Vaporwave como un movimiento contracultural que critica pero asume la cultura capitalista-consumista. Es una especie de Yomango a nivel global que sólo puede encontrarse en digital, es decir, que existe por, para y gracias a Internet.

El Vaporwave utiliza samples, es decir, trocea cualquier registro de sonido que sea mainstream, como grandes éxitos de la historia de la música pop o directamente locuciones y música de anuncios o series de TV; el hilo musical o los avisos de centros comerciales hasta los años 90 también valen, sin dejar de mencionar todos esos sonidos que considerabas molestos en su día como timbres de móvil, modem-routers antiguos o las ráfagas con las que se encendía tu Windows 95. Escuchar Vaporwave es como estar en esa escena de Demolition Man en la que están en el coche de policía y ponen una emisora llamada ‘Oldies’ que reproduce todo el día jingles de antiguos spots comerciales del siglo XX como si fueran música ‘de verdad’. *Después de hacerle a escuchar uno de estos jingles hay un primer plano de Stallone diciendo: ‘Por favor, que alguien me vuelva a meter en el congelador’.  Me parto en retrospecter. Adoro esa película, perdonad, vuelvo al tema:

El Vaporwave es básicamente eso: apropiaciones continuas de sonidos con otro propósito pasados por la trituradora digital que ralentiza, reverbera y samplea cualquier cosa para resignificarla y hacerte un temazo.




Me resulta muy difícil a pesar de estar escuchando este estilo ya durante algunos años mencionar nombres y artistas como lo hice en la Part 1 dedicada al Synthwave. Por su naturaleza, el Vaporwave es casi como un meme, les autores son difíciles de rastrear: cambian de nombre con cada proyecto o simplemente producen un sólo tema. Por ejemplo, Dstnt, Laserdisc Visions, New Dreams Ltd., Virtual Information Desk y PrismCorp Virtual Enterprises es la misma persona:  Ramona Alexandra Xavier, que encontraría el alias definitivo en MACHINTOSH PLUS y se convertiría en la exponente máxima de este estilo con su álbum Floral Shoppe generando el que es y será el himno vaporwave: Lisa Frank 420//Modern Computing.







Otres productores que sobresalen en las innumerables compilaciones que he escuchado en Youtube son SAINT PEPSI, Arquitecture in Tokio o Unibe@t. Podéis rastrear más nombres en los links que dejo a continuación, algunos están en caracteres japoneses: es la forma que muchas veces tienen de protegerse ante los derechos de autor de los sonidos que utilizan a lo pirata.

CRYSTAL TOKIO
DOZING OFF
DOZING OFF AGAIN
STARDUST
HIGHCLASS
REMEMBER SUMMER DAYS
AESTHETIC MEMES
 
Dejo también aquí un par de canales que confío serán de vuestro interés muy pronto:

FRANKJAVCEE
STEEZYASFUCK *Las listas de éste en Spotify también molan bastante.

untit File age Op ck Help T elp Menu

El Vaporwave tiene un componente visual muy importante que se representa mediante el concepto y la palabra A E S T H E T I C S (léase con reverb). Imagina que eres un millenial que ha nacido en el año 1998. Ponte en su piel, es bastante suave considerando que esa gente tiene ahora 20 años. Imagina las referencias locas con las que estas personas están desarrollando su personalidad y su cultura: tienen y han tenido TODO a su alcance (hablo de primer mundo, obviously), es decir, cualquier tipo de conocimiento o de manifestación cultural creada o reproducida desde antes de Cristo hasta la Era Digital, desde lo más comercial hasta lo más underground: TODO. AQUÍ. AHORA. En esta saturación de contenido se mueven les creadores de Vaporwave. Tienen todo a su alcance. Pueden utilizar cualquier cosa en un collage photochopeado -siempre en tonos violetas-malvas-fucsias o con distorsión glitch-; mucho pixel también veréis e imágenes de series míticas, animes o anuncios de tele apretando al máximo en filtro VHS. Pueden utilizarlo sin pedir permiso a nadie y sin necesariamente pararse pensar de dónde sale o qué significa. El espectador ( o mejor dicho: el usuario) se apodera de la imagen. La obra se convierte en el referente total por delante del propie autor que la generara un día y de su significado original.


https://i.kym-cdn.com/entries/icons/original/000/017/166/maxresdefault.jpg

Me doy cuenta de que más que hablar de mi experiencia con el Vaporwave, he soltado un rollo semiteórico-fastástico. Relájense y escuchen cualquiera de las compilaciones que he compartido más arriba y no se preocupen de la conceptualidad hasta más tarde, si no quieren. Una vez que entren en esta especie de Deep Web musical estarán tan atrapados como la que suscribe este artículo.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Fanzineología © 2013 - 2019